10 COSAS QUE APRENDER DE LOS NIÑOS

La felicidad es un concepto que de momentos me resulta muy abstracto
10_cosas_que_aprender_de_los_nios

10 cosas que aprender de los niños, para ser más FELIZ

La felicidad es un concepto que de momentos me resulta muy abstracto. No hay una sola forma de felicidad que aplique para todo el mundo, pero es toda una
paradoja que la mayoría de los niños, suelen estar felices la mayor parte del tiempo y en la medida en que crecemos y nos desarrollamos nos vamos desconectando de esas formas sencillas de felicidad, olvidando quienes somos.

Hay 10 cosas que personalmente he empezado a practicar y voy usando según aplique, para resolver esos momentos de estrés y angustia propia de la adultez. Los niños han sido mis mejores maestros y quiero compartir contigo algunas de esas herramientas:

1. Vive el presente:

Nunca he visto a un niño preocupado por lo que va a pasar mañana, aunque sí los he visto entusiasmados al respecto. Ellos viven el momento presente y se abocan a él, sin tratar de controlar tanto las consecuencias de ello en el futuro.

2. Pide lo que quieras:

Cuando un niño tiene hambre, pide comida. Cuando un niño tiene sueño, se rasca los ojos. Cuando un niño quiere un jugar, insiste. Los adultos comúnmente, secuestrados por el miedo, nos guardamos muchas cosas.

3. Si no quieres hablar, no hables:

Durante una fiesta infantil, mi sobrino Samuel me dijo: “hoy no quiero hablar y no me quiero divertir”. Él necesitaba guardar silencio, algo que puede resultar incomprensible para algunos adultos, pero hizo lo que quería y fue feliz.

4. Camina, corre:

Por mi experiencia personal y lo que he observado en niños de todas partes, caminar y correr constituyen dos de las experiencias más liberadoras que existen y nos permite organizar nuestras ideas y soltar estrés.

5. La vida es un juego:

Los niños no se toman nada en serio, saben reírse de si mismos y de las cosas más sencillas. Se dejan sorprender por lo más elemental y cada cosa nueva que pueden conocer, les resulta un verdadero milagro.

6. No te compares con otros:

A diferencia de los niños, los adultos vivimos comparándonos. Si el carro, la casa o la esposa del otro es de tal o cual manera, no es de nuestra incumbencia. Los niños realmente se ocupan, simplemente, de hacer amigos.

7. Sonríe:

Los niños sonríen, siempre, por cualquier cosa. Porque vieron a su mamá, porque van a comer, porque es hora de jugar, porque simplemente amaneció… Y también lloran, pero lo más común, es verlos sonreír desde el estómago.

8. Perdona:

Es difícil reconocer a un niño rencoroso. A la mayoría de ellos, si algo les molesta, se les olvida tras realizar otra actividad más relevante dentro de su propio universo.

9. La vida es una escuela:

Si nos dejamos maravillar por cada cosa que sucede, si dejamos de asumir que nos sabemos todo y dejamos que la vida nos sorprenda, entenderemos que la vida es una escuela y venimos a aprender.

10. Besa y abraza:

El remedio infalible para todos los males es un beso y un abrazo. Cuando las cosas se ponen difíciles, cuando algo nos produce rabia o ira, cuando algo duele, intenta darle un abrazo y un beso a alguien. Verás que los problemas desaparecen como por arte de magia. Los niños lo saben.

Por Álvaro Pérez-Kattar
COMPARTIR ARTÍCULO
POST RELACIONADOS
COMENTARIOS EN EL BLOG
COMENTARIOS EN FACEBOOK
Comentarios (0)
Este post aún no tiene comentarios, sé la primera persona en darnos tu opinión!
Comentar
Su comentario ha sido guardado correctamente. Gracias!
Ha ocurrido un error tratando de guardar su comentario, por favor inténtalo más tarde.