EMBARAZADA Y AHORA, ¿QUÉ?

Tips
embarazada_y_ahora_qu
Tienes nueve meses por delante para prepararte para la llegada de esa nueva criatura que vendrá a ocupar un espacio en tu vida y en la de tu familia. Tu mamá, tu suegra y seguramente tus abuelas te darán todos los consejos que la experiencia aporta, no solo para el cuidado del recién nacido, sino para acomodar el entorno del bebé: la cuna, su gavetero, la decoración del cuarto y pare de contar. Hoy te ofrecemos consejos para aprovechar esas 38 semanas en beneficio de tu cuerpo.

Las temidas estrías. Son una posible consecuencia del estiramiento de la piel del abdomen y los senos durante el embarazo, aunque hay un factor genético que a veces se impone, no está de más tomar en cuenta estas recomendaciones:

    - Hidratar y lubricar a diario con una crema corporal, ayuda a mantener la elasticidad de la piel. Si además es una crema especial para estrías, tanto mejor.

    - Si sientes picazón en el abdomen, no es recomendable rascarse con las uñas, sino hacer movimientos circulares hacia arriba con la palma de la mano y aplicar compresas de manzanilla. Con ello evitas que la piel se torne más sensible y por consecuencia pueden aparecer las indeseables estrías.

    - Una exfoliación suave semanalmente también contribuye a mantener la piel del abdomen y senos libre de células muertas y favorece la suavidad, lo cual es importante ante el crecimiento que van a experimentar ambas partes de tu cuerpo.

Prepárate para amamantar. Los pezones son una de las partes más delicadas del cuerpo de la mujer. En algunos casos se presentan laceraciones producto de la succión del bebé. Nuevamente la condición genética hace de las suyas, pero mantenerlos lubricados durante el embarazo puede ayudar a que la piel esté más elástica y por lo tanto menos propensa a romperse cuando llegue el momento. La vaselina es una excelente opción, ya que actúa en la superficie de la piel haciéndola más suave. También puedes aplicar un poquito de la crema nutritiva que usas para el rostro con lo cual lograrás una hidratación un poco mas profunda.

Piernas y espalda fuertes. Llegó la hora de hacer ejercicios para mantener tu cuerpo fuerte, ya que va a soportar un peso extra sobre todo al final del embarazo. Si entrenas regularmente, esto no será problema, siempre que tu médico esté de acuerdo. Si no estás acostumbrada al ejercicio, debes incorporar rutinas de bajo impacto que no comprometan al bebé en camino. Caminar es una opción muy recomendada ya que estimula la circulación de retorno y fortalece los músculos, al tiempo que puedes eliminar grasa y mantener tu cuerpo sano durante el embarazo.
COMPARTIR ARTÍCULO
POST RELACIONADOS
COMENTARIOS EN EL BLOG
COMENTARIOS EN FACEBOOK
Comentarios (0)
Este post aún no tiene comentarios, sé la primera persona en darnos tu opinión!
Comentar
Su comentario ha sido guardado correctamente. Gracias!
Ha ocurrido un error tratando de guardar su comentario, por favor inténtalo más tarde.